Cuando el ombré conoció la decoración.

Quizás esta palabra te sea familiar pero nunca la asociaste a la decoración. Es que el famoso Ombré es un efecto que los franceses utilizan desde el siglo 19 en textiles y es la aplicación de la pintura de tonos oscuros a tonos más claros, algo así como un degradé.

La moda y el mundo del beauty en general aplican esta técnica que, si no sos muy habilidos@ y querés realizar, te recomiendo que llames a un experto porque el resultado puede ser decepcionante. Pero si te animás, te cuento que lo ideal es que no supere los tres tonos y si te gusta más el riesgo, tampoco tenés que cerrarte a un sólo color. Probá un ombré con un color principal, que al final se transforme en otro color. Lo importante es que sean armónicos entre si.

Personalmente es una técnica que me gusta mucho, me traslada a esas casas antiguas cerca del mar que con el tiempo las paredes se fueron lavando, dejando naturalmente este efecto de desgaste. Pero también, esta técnica bien aplicada puede animar cualquier espacio, y queda muy lindo en cuartos infantiles.

Si te gusta el estilo pero no te convence ponerlo en una pared, también podés aplicarlo a tu mobiliario y textiles del hogar.

Aunque el azul es quizás el color más visto para esta técnica, que remite al mar y las sensaciones de verano. Aplicado en tonos tierra puede funcionar para todo el año.

Espero les guste esta técnica y que se animen a probarla, ¡si lo hacen me cuentan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s